09 junio 2016

Las ferias de mascotas

No visten trajes de alta costura, pero el modelito que lucen cuesta también mucho tiempo y dinero. Tampoco les peina Llongueras o Ruper, pero por el trabajo que llevan sus peinados, bien podrían ser. La misión, como en Cibeles o en Milán: destacar, llamar la atención, pisar con garbo sobre la pasarela y demostrar el mejor pedigrí.

Valladolid acoge este fin de semana Fimascota, certamen en el que se incluyen la XXVIII Exposición Nacional Canina y la XXV Internacional, y que este año cuenta con cerca de 2.600 perros de 250 razas reconocidas por la Federación Cinológica Internacional.Los ejemplares proceden de todas las comunidades autónomas españolas y países como Francia, Portugal, Italia, Gran Bretaña, Bélgica, Eslovenia, Israel, Hungría y Alemania.

Los pastores alemanes siguen ocupando el primer lugar en cuanto a ejemplares inscritos, aunque razas como golden retriever, carlinos y spaniel comienzan a experimentar un incremento notable en los últimos años, pero en el caso de Castilla y León sigue existiendo un importante número de perros de caza, dada la afición a este deporte en la Comunidad.

En la progresión de una u otra especie influyen de manera importante la publicidad, según explican los responsables de la Sociedad Canina Castellana, que consigue que se popularice.

Esta exposición nacional nació en Valladolid en 1981 con 180 perros, un certamen que ha aumentado en número de inscritos un 93,1% desde entonces y un 12% respecto a la pasada edición. Tres años después se puso en marcha la internacional.

«Se nota mucho la calidad desde que comenzamos hasta ahora. Los perros son de biocalidad porque la gente los selecciona más», señala el comisario de la exposición, José Manuel Sastre. En 1990, el 60% de los perros que se presentaban a este concurso de belleza «eran muy buenos, y ahora sólo un 30%, porque el resto son excelentes».

Con motivo del 25 aniversario de la muestra internacional canina, que ya se ha consolidado con una cita imprescindible para los amantes de los canes, este año el recinto ferial de Valladolid acoge también la XLI y XLII Exposición Internacional Felina y el VIII Concurso de Avicultura Artística. Alrededor de 300 gatos, en su mayoría persas, seguidos por la raza bosque de Noruega, al no requerir atención tan exclusiva como los primeros, y 1.500 aves compiten por demostrar que en cuestión de pedigrí, ellos son los mejores.

«Queremos que Fimascota en el futuro sea una exposición internacional para la mascota, más comercial, con accesorios, alimentación,...Ese va a ser nuestro futuro aprovechando la exposición canina», afirma Sastre.

El concurso de avicultura artística, una de las novedades de este año, muestra a los visitantes palomas, gallinas, patos, pavos reales y faisanes, entre otros, procedentes de la práctica totalidad de las comunidades españolas, aunque destacan como zonas de mayor afición a la avicultura artística Andalucía, Extremadura y Cataluña.

Cinco jueces catalanes, asturianos y castellanos y leoneses valoran durante el fin de semana cuáles son los ejemplares que mejor se ajustan al patrón morfológico de cada raza.

Crestas, patas o plumas serán observadas exhaustivamente para determinar cuál es el campeón en cada una de las categorías (buchonas españolas, palomas nacionales, de fantasía, gallinas autóctonas de España, Castilla y León y razas de fantasía).

Entre los objetivos de la Sociedad Vallisoletana de Avicultura, que se constituyó hace una década, figura la recuperación de razas autóctonas, algunas de ellas en peligro de extinción como el gallo pardo o el indio, ambos de la provincia de León y que se muestran en la exposición. Las plumas de estos ejemplares se emplean para la fabricación de moscas artificiales para pesca.

Además, durante toda la mañana de hoy tendrán lugar varias exhibiciones de perros de elite: de la Asociación Española de Asistencia, de la Guardia Real y de la Policía de la Base Aérea de Zaragoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario